El 15 de junio, tuvo lugar en el  Ciclo de Salvajes, silvestres, y espontáneas online que organizó la Casa Encendida en la que participamos como ponentes en laconferencia: “Las salvajes de mi calle, el herbario inventado”.

Los encuentros del ciclo ‘Salvajes, silvestres y espontáneas’ tienen como objetivo despertar el interés por la vegetación espontánea desde el punto de vista del activismo ciudadano, el arte, la ecología y la cultura.

Esta vegetación adventicia tiene efectos positivos como aumentar la biodiversidad en la ciudad, enriquecer su paisaje y atraer insectos polinizadores.

Los participantes de la jornada buscaron entre las calles de sus barrios en sus paseos y  fotografiaron la flora espontánea que encontraron, le pusieron nombres inventados y recogieron sus propiedades imaginarias en una ficha. Con todo ello se creó un herbario inventado común.

El objetivo era buscar entre la flora más resiliente, la que crece en lugares menos propicios para arraigar, las funambulistas del asfalto. No las plantas espontáneas de descampados o jardines, sino el comando guerrillero de la flora espontánea urbana, el más outsider. Aquellas plantas que pueden encontrarse en espacios como alcorques, bordillos, grietas en las aceras, cerca de las alcantarillas, en una glorieta o entre los ladrillos de una fachada.

Ese herbario inventado, más poético o humorístico,  fue la herramienta con la que descubrimos la verdadera identidad de todas las fichas que enviaron los participantes.

Para todos aquellos que estéis interesados en el ver el ciclo completo os dejamos el enlace al resto de jornadas