«Un botánico debe ser también un artista.
Para estudiar la naturaleza
es necesario un sentido estético de la vida»

 

E. Sierra

Catálogo de la biografía de Eugeni Sierra junto con un estudio pictórico de
su obra. Una edición con más de 200 imágenes que nos permite adentrarnos en la vida y la obra de este gran científico. A la venta en las taquillas del Jardín Botánico deBarcelona. (En catalán)

Recomendamos una exposición en el Jardín Botánico de Barcelona que lleva inaugurada desde el mes de Febrero.
El objetivo de esta exposición es acercar y divulgar la persona, la profesión y la obra de Eugeni Sierra (1919-1999), científico e ilustrador catalán que hizo del arte y la botánica una manera de vivir. La muestra es un apasionante recorrido biográfico y pictórico que se inicia en la Barcelona de los años 30, llevándonos a Guinea Ecuatorial, a una larga estancia en Chile o a los Estados Unidos para retornar, finalmente, a su ciudad de origen en los años setenta y al jardín botánico de Barcelona en dónde había iniciado sus pasos profesionales.

Esta exposición es una oportunidad única para ver reunidas una selección de más de 60 originales de diversos fondos como el Instituto Botánico de Barcelona, el Real Jardín Botánico de Madrid o material de algunos de sus nietos Adela y Eugeni Gonzalez Sierra.

Algunas de las ilustraciones que se muestran son inéditas, como gran parte de las que se conservan en el fondo del Instituto Botánico de Barcelona. La exposición se completa con un audiovisual donde su hijo y siete científicos que colaboraron con él nos explican cómo era y cómo trabajaba este ilustrador botánico de prestigio internacional. (Referencia del Museu de Ciències Naturals de Barcelona)

 

Su capacidad de trabajo queda patente cuando en 1983 el Comité Editor de Flora Iberica decide proponer a Sierra, con más de sesenta años, que acometa la lustración de Flora Ibéra. Sierra inicia una colaboración con el Real Jardín Botánico de Madrid que sería larga e intensa, sobre todo en los primeros diez años. A finales de 1985, por razón de edad, se jubila de su cargo en el Instituto Botánico de Barcelona. En el período 1986-1993 ven la luz los cuatro primeros volúmenes de Flora Iberica, para los que Sierra, como único ilustrador, produjo un total de 705 láminas a página entera -cuyos originales están depositados en el Real Jardín Botánico de Madrid-. Para Sierra, este fue un período que le supuso gran dedicación, por la minuciosidad de las láminas, por el volumen de pliegos de los diferentes géneros con que tenía que lidiar y por las dificultades añadidas al tener que realizar los dibujos lejos de los autores de las síntesis genéricas.


Ecballium elaterium Patellifolia patellaris

Las obras en las que aparecen sus ilustraciones son innumerables, por citar alguna:

Diccionario de botánica. Font i Quer, P. (1953)
Plantas medicinales: El Dioscórides renovado. Font i Quer, P. (1962)
Las flores silvestres de Chile. Muñoz Pizarro, C. (1966)
La vegetació dels Països Catalans. Folch, R.(1986)
Flora Ibérica: Plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. Castroviejo, S. (1986- )
Frutos silvestres de la Península Ibérica. Romo, A.M. (1996)

Existen, además, tres especies nombradas en su honor, Alstroemeria sierrae dedicada por Carlos Muñoz Pizarro, Alchemilla sierrae, por Angel Romo

Alstroemeria sierrae

y Sideritis sierrarafolsiana, dedicada por Angel Romo, R. Roselló, Juan Bautista Peris y Gerardo Stübing en 1998, un año antes de su fallecimiento.

Sideritis sierrarafolsiana