DATOS DEL LIBRO


Autor: J. Ramón Gómez Fdez.

Maquetación: A. Cristina Losa

Nº páginas: 204 págs

Editorial: Ayuntamiento de Madrid

DESCARGAR

 

Madrid es una ciudad que cuenta no solo con un importante número de árboles viarios -que contribuyen sobremanera al bienestar de los ciudadanos-,
sino también con un gran abanico de especies arbóreas, lo que resulta muy relevante de cara a potenciar la biodiversidad en la ciudad. Sin embargo, como
ocurre en todas las grandes urbes, el porcentaje de árboles de las diez especies más numerosas con respecto al resto es muy elevado. Todo ello se analiza
pormenorizadamente en otros apartados del Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad de Madrid.

Es importante ir reduciendo paulatinamente el porcentaje de las especies más abundantes, sustituyéndolas por otras menos representadas. A su vez, se deben
introducir otras nuevas que se adapten a las condiciones climatológicas y ambientales de Madrid, y gradualmente tengan una vida útil larga, vital y fructífera.
Basándose en la certeza de que una elección adecuada de la especie a plantar, en función de su emplazamiento, es la base fundamental para gestionar
adecuadamente el arbolado, el presente catálogo de árboles pretende ser una referencia en cuanto a aquellas especies que se consideran aptas para ser
plantadas en Madrid, acorde a las indicaciones recogidas en el Plan. Recoge tanto las ya existentes, como las no introducidas en Madrid. Y las cataloga en
función de la idoneidad de ser utilizadas según en qué emplazamientos y en qué condiciones (insolación, tipo de riego, tipo de vial, etc.). Y nace como acción
del Plan, con el objetivo de mejorar la biodiversidad y el arbolado viario de la ciudad.

En este catálogo se aporta abundante información de cada especie, para que los Servicios Municipales, así como cualquier otro profesional, pueda encontrar
aquellas que mejor se adecuen al entorno donde van a ser plantadas, en función de criterios paisajísticos, ambientales, funcionales, etc. Y pretende
convertirse así en un referente para las futuras plantaciones del arbolado viario.

Conocer las cualidades biológicas, las condiciones de cultivo y los valores paisajísticos de cada especie deben ser herramientas fundamentales de los gestores
del árbol urbano. Este conocimiento redundará beneficiosamente tanto en la gestión del arbolado ya establecido como en la creación de nuevas alineaciones.
Una información que sin lugar a dudas minimizará problemas futuros y mejorará la calidad del arbolado urbano, y, en definitiva, del paisaje de nuestra ciudad.